archivo

Política

Publicado originalmente en la revista NOTON

silvia-federici-en-sevilla

Silvia Federici con el periódico ‘El Topo’ en Sevilla

En la tarde de hoy, la profesora de la Hofstra University de Nueva York y militante feminista Silvia Federici ha estado en la UNIA (Sevilla) presentando su libro Revolución en punto cero. Reproducción, trabajo doméstico y luchas feministas. Durante la presentación del libro – una compilación de artículos realizados desde 1975 a la actualidad -, la pensadora ha expuesto sus tesis sobre la reproducción social del capitalismo.

Read More

*Este texto está basado en la lectura del libro Calibán y la bruja de Silvia Federici

1.PNG

a. El falso mito de la burguesía revolucionaria

Karl Marx y gran parte de la historiografía marxista, centrando su estudio sobre el final de la Edad Media en el auge de las ciudades y la expansión del trabajo asalariado, vieron en la burguesía una clase revolucionaria que tuvo un papel fundamental en la liquidación del antiguo régimen.

Para el marxismo ortodoxo, el auge burgués y la implementación del trabajo asalariado posibilitó terminar con la atadura del siervo a la tierra y el consecuente desplazamiento del campo a la ciudad de mano de obra que aumentó la producción industrial.

Read More

El mundo entero deberá sufrir una sacudida. Se dará una situación tal que los explotadores serán expulsados de sus lugares y los oprimidos se alzarán.
XXXX

El poder a lo largo de la historia se ha basado en la desposesión, en la acumulación de riquezas, tierra y privilegios a través del uso masivo de la violencia. El orden que nos gobierna no es un orden natural y espontáneo, sino el fruto de siglos de opresión, asesinato y muerte, el mundo actual es el resultado de la violencia ejercida por los grupos de poder sobre las comunidades humanas y su imagen es reflejo de esa lucha.

A lo largo del tiempo las clases realmente dominantes han ido mutando la forma de su dominación, obligadas por la presión de las comunidades a adoptar formas de control social nuevas cada cierto tiempo. De alguna forma, toda crisis del poder, toda crisis del capitalismo, es un momento en la mutación de esta estructura de muerte, en el intento – hasta hoy exitoso – de reproducción de la clase genocida mundial como dueña de las sociedades humanas.

Read More

El descubrimiento de los yacimientos de oro y plata de América, el exterminio, la esclavización y el sepultamiento en las minas de la población aborigen, el comienzo de la conquista y el saqueo de las Indias Orientales, la conversión del continente africano en cazadero de esclavos negros: tales son los hechos que señalan los albores de la era de producción capitalista.
Karl Marx, El Capital, capítulo XXIV
12-de-octubre-danos-colaterales

Read More

espana-ha-muerto-revista-noton

Cuando mañana a las 18:00 horas la selección española salga al terreno de juego en Gdansk ante los potentados ojos de Rajoy y los Príncipes de Asturia, el equipo que se enfrentará a Italia será el combinado de un país zombie, cuya soberanía nacional ha sido transferida de facto a los poderes económicos internacionales.

Lector, ¡no es casualidad anunciar el rescate a España el día antes del debut de “la Roja” en la Eurocopa!

Read More

ESTAEn nuestro tiempo la universalidad hegemónica de la democracia es incuestionable, la principal razón de que ‘esto’ sea así es la creencia en su legitimidad. Por mucho que haya generado y siga generando focos de resistencia-  donde hay poder hay resistencia que diría Foucault -, lo cierto y verdad es que la obediencia a su autoridad es masiva y global. Si tenemos en cuenta el pensamiento de Weber, para el cual toda auténtica relación de dominio va acompañada de una mínima voluntad o interés en obedecer, la cuestión que se nos plantea es la siguiente: ¿de dónde procede la voluntad de obediencia a la democracia?

Read More

Por fin. ‘El siglo XVIII llegó a España’, rezaba una pancarta de la Ciudad Condal el 28 de mayo en Plaza Catalunya. Ese mismo día, el “historiador” nacionalcatólico Pío Moa escribía en el obituario de Libertad Digital “o la democracia acaba con estos delincuentes o estos delincuentes acaban con la democracia”. Estábamos en el zénit del 15M, las espadas por todo lo alto, el mo v i mi e n t o ciudadano había tocado una fibra sensible de la población y su éxito era incuestionable, el país entero estaba encandilado de su juventud rebelde. Las acampadas eran un hervidero de vida y creatividad, y a Moa le dolía la cabeza. Una semana antes, cuando la marea azul del 22 de mayo aún no nos había inundado de chapapote, incluso políticos y voceros de los rincones más cavernarios del reino, sin temblarles el pulso, afirmaban que era necesario escuchar a los indignados, “la voz de la calle”. Pero a la calle nunca se la escucharía, la construcción del terrorista antisistema dueño del 15M en el imaginario colectivo comenzó la misma noche del 22M, jamás se consideró otra posibilidad.

Read More