APUNTES // EL ERASMUS COMO ARTEFACTO DE LA DOMINACIÓN IMPERIAL – ESPECTACULAR

NOTA PREVIA: Absténganse de leer este
texto en clave personal.


Pocas criaturas sociales son más
construidas que la vaca sagrada de el Erasmus, pocas tan respetadas
en la crítica social y es que: 

el Erasmus es un logro europeo un
programa que construye Europa, que sintetiza,
precisamente, el ideal de la Europa de hoy. Pero detrás de la sonrisa ingenua de
el Erasmus se encuentra el rostro metálico de una máquina de
guerra, una legión internacional para la dominación
imperial-espectacular.


El
erasmus es una mentira 
cuyo rostro es el apogeo
  1. El Erasmus es una imagen, una
    creación ideal cuyas características han sido diseñadas mucho
    antes de que cualquier individuo lo encarne y que vive en un mudo
    del que no ha participado en su creación y al cual adora.
    Como tal imagen es vendida en el mercado y con un marketing
    brillante: pasaporte para un buen empleo y al mismo tiempo una experiencia inolvidable.
El Erasmus es un atributo de su propio programa,
en
el que todo debe ordenarse
  1. El Erasmus es la figura feliz de
    la universidad empresa, de la universidad supeditada al poder
    corporativo. El Erasmus es la quintaesencia del universitario
    convertido en consumidor y en espectáculo de sí mismo. Para él se
    diseñan todo un mercado propio: tours turísticos, fiestas erasmus,
    souvenirs… todo lo que necesita para tener una experiencia
    erasmus verdadera
    en un mundo a la imagen erasmus, es decir: falso. El Erasmus tiene su contramoneda en el universitario endeudado, la
    figura triste de la universidad empresa. Universitario endeudado y
    erasmus son los dos entes que configuran la condición del
    estudiante actual.
La Erasmus perfecta no se improvisa:
¡se
decide,
                se
organiza,
                                  se
planifica!

 

  1. El Erasmus es una mercancía y
    como tal circula libre por Europa, como mercancía funciona de modo
    análogo a como lo hace la fuerza de trabajo creando valor y
    siendo fuente de valor, pero a diferencia de ésta es un mercancía viva que actúa las 24 horas.
Las
fiestas del erasmus son un trabajo
y,
como todo trabajo,
se
han vuelto precarias
  1. El Erasmus se deprecia desde el momento que sale de la circulación.
    Por eso precisamente su época erasmus aquel momento inolvidable, separado del resto de su vida.

    El
    que el erasmus da a la vida no expresa más que su odio
    sordo al paso del tiempo

     

  2. El Erasmus es la liberación sexual por la liberación misma y con fecha de caducidad. Y, permite experimentar concretamente lo que es “follar”,
    lo que es follarse a alguien sin follar a nadie singular. Pues joder
    a un ser tan realmente abstracto, tan efectivamente intercambiable,
    tan perfectamente nada, es joder en lo absoluto.
En
tanto no se generalice el amor libre, 
seguirá siendo necesario 
un
cierto número de erasmus 
que cumplan la función 
de las actuales
prostitutas.” 
George Simmel, Philoshophie de l’amour
 
VII.
Bajo la apariencia de una desternillante neutralidad, en el Erasmus
se ofrece a nuestra mirada el más temible de los dispositivos
políticos de opresión.


Allá
donde el Erasmus participa 
de la economía 
sube el coste de la vida
y baja el nivel de los salarios
  1. El
    erasmus es un dispositivo de homogenización, su experiencia es
    intercambiable entre individuos y entre países. Donde va,
    reduce toda cultura a la especie del souvenir y extiende la suya
    propia, que no es otra que la del espectáculo.
Cada
erasmus constituye a su manera un puesto avanzado en el imperialismo
de la insignificancia
  1. El Erasmus cree en el darwinismo social, consciente o inconscientemente se siente superior a los que no son Erasmus.


    Yo fui un Erasmus

     

  2. La
    actividad esencial del Erasmus no consiste solamente en separar lo
    “profesional” de lo “personal”, lo “social” de lo
    “privado”, lo “sentimental” de lo “utilitario”, lo
    “razonable” del “delirio”, lo “cotidiano” de lo
    “excepcional”, etc. sino sobre todo en personificar en su “vida”
    dicha separación.
¡No
te comas el tarro!
  1. El
    erasmus es un caballo de Troya de la dominación imperial
    espectacular. Un caballo de Troya que está enteramente construido;
    por eso puede ser enteramente destruido, y en su propia naturaleza
    está el germen de su fin. A medida que los individuos circulen por Europa verán lo que realmente son y forjarán la consciencia de lo que realmente podrían ser.
 
NOTA
FINAL: Este material basado en la lectura de Tiqqun, será ordenado y
corregido para el número 8 de la revista NOTON.
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: