Quince días de parón contra la subida de las tasas universitarias

La contestación al decretazo de educación ha tenido en la ciudad hispalense uno de sus puntos neurálgicos, con acciones y movilizaciones mientras duró el paro académico

Asamblea estudiantil el pasado 22 de mayo en la Universidad de Sevilla. Foto. Contrafoto21

Asamblea estudiantil el pasado 22 de mayo en la Universidad de Sevilla. Foto. Contrafoto21

Cuando el 22 de mayo se celebró la Huelga General de Educación en todo el Estado español, las universida- des públicas de Sevilla ya habían decidido continuar las movilizaciones con un paro académico. Hacían uso de una herramienta de la que dispone la universidad sevillana gracias a las movilizaciones estudiantiles de los años ‘80.

Nerea de Tena, delegada del Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (CADUS), ofrece algunas claves sobre el paro académico. Para la delegada, el Real Decreto Ley (RDL) 14/2012 supone “la materialización de una estrategia que se lleva dando desde el informe Bricall en el año 2000”; la reforma supondrá la limitación del acceso a la universidad y “que se creen sólo universitarios de élite”. Según Tena, el motivo principal del paro académico ha sido “esencialmente el tema de las tasas universitarias”, y advierte que “gran cantidad de estudiantes quiere continuar sus estudios superiores y lo que van a ir es a un endeudamiento”.

Los estudiantes de las dos universidades públicas sevillanas arrancaron el paro académico la noche del miércoles 23 de mayo, con la ocupación del rectorado bajo el lema “¡La universidad es de todxs y para todxs!” y la celebración de una gran asamblea con más de 1.500 participantes. Esta primera noche fue clave para la organización. Tras el éxito de convocatoria, para Raúl Moreno, delegado de alumnos de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), estaba claro que “las movilizaciones iban a ir aumentando y no disminuyendo. Hasta que no se retire el RDL 14/2012 no van a parar”. El día siguiente, un centenar de estudiantes se reunió frente al Parlamento de Andalucía, donde, para su sorpresa, coincidieron con una manifestación de personal sanitario del Hospital Virgen de la Macarena que protestaban contra los recortes en sanidad. Tras un rápido intercambio de opiniones ambos colectivos deciden formar una protesta común ante las puertas del parlamento. También se iniciaron las clases públicas de la facultad de Bellas Artes en la plaza de la Encarnación y se creó uno de los órganos vertebradores del paro académico, la web #sevillapara.

Visibilizar el conflicto

Una de las prioridades fue la búsqueda de visibilidad, para lo cual demostraron a lo largo del paro gran creatividad. El lunes 28 de mayo realizaron en el Parasol de la Encarnación, conocido popularmente como Las Setas y epicentro del 15M sevillano, una performance en la que vestidos de gala tomaron el té ante los curiosos paseantes que cruzaban el lugar. La acción hablaba del clasismo latente en el Real Decreto Ley y de cómo en un futuro únicamente las clases dominantes accederán a los estudios superiores.

La acción más espectacular fue realizada la noche del 29M, justo antes de la manifestación del 30M. Con la acción “estatuas enfurecidas”, un importante número de esculturas, como la de la duquesa de Alba o la de Santa Ángela de la Cruz, amanecieron portando la antorcha estudiantil y amordazadas. Al tiempo que se desarrollaban estas acciones se preparaban jornadas y debates para la reflexión. El martes 29 de mayo, la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Sevilla (US) organizó una mesa redonda denominada “Construcción y derribo de la universidad pública”, a la que asistieron profesores como Juan Torres López de la US o Antonio Herrera de la UPO y donde, en palabras de Pablo González, delegado de alumnos de la ETSA, el objetivo era “concienciar de hasta qué punto llega esta reforma que se está planteando con el RDL, cómo afecta a la educación a largo plazo y qué significa para el Estado de bienestar”.

Manifestación masiva

La tarde del miércoles 30 de mayo tuvo lugar la primera de las manifestaciones organizadas durante l paro académico, miles de personas se congregaron en la Puerta de Jerez y marcharon hacia Las Setas. Previamente, los chirigoteros José Guerrero Roldón, José María Aconta y Antonio Pedro Serrano aprovecharon para mostrar su apoyo a los universitarios, “la educación privada está privada de libertad”, afirmaría el último. Esa misma mañana, un grupo de estudiantes partió desde la UPO al grito “¡Universidad pública y de calidad!” para cortar el anillo de la autovía S-30.

A tres días de la manifestación del 7 de junio, el intelectual Eduardo Subirats remitió una carta a la comunidad universitaria de Sevilla en la que denunciaba la corrupción del sistema político y económico español y daba su apoyo a los estudiantes en sus reivindicaciones. Sobre las movilizaciones afirmaba que “sería deseable que estas acciones se vincularan al mismo tiempo a una reflexión y a un proceso de creación de lo nuevo, y a la construcción de miradas más amplias que la de los tiranos que nos gobiernan en nombre de la democracia”. El 5 de junio la Asociación de Latinos en Sevilla y Andalucía denunciaba en un comunicado las consecuencias dramáticas que el Real Decreto Ley tendrá para los extracomunitarios.

Durante el penúltimo día del paro académico, los universitarios celebraron su última asamblea general. Por la mañana se desarrollaba la performance #Sevillazombie, en la cual alumnos de las distintas facultades disfrazados de muertos vivientes recorrieron la ciudad. Uno de los zombies comentó: “por mucho que estudiemos o por mucho que intentemos tener un puesto de trabajo digno, siempre estamos viviendo de prestado en esta sociedad. Somos muertos vivientes”. Finalmente, el jueves 7 de junio, tuvo lugar la manifestación de cierre en la que participaron miles de personas.

Los estudiantes que han participado en el paro académico decidieron que “SevillaPara” fuera el nombre de la plataforma que se encargó de difundir la agenda de movilizaciones. Para cumplir esta labor de difusión se creó un blog y también una cuenta en Twitter.

Pero desde los primeros días se encontró con graves problemas a la hora de desarrollar su labor en la red social. La mañana del 30 de mayo su cuenta @sevillapara fue bloqueada sin que se conociera razón alguna ni se recibiera ningún tipo de explicación. Inmediatamente se creó una nueva cuenta, @sevillapara2012, que al poco tiempo también fue suspendida. El jueves 31 de mayo a las 23:30 caía la cuarta cuenta en twitter de SevillaPara y la plataforma se vio obligada a emitir un comunicado denunciado la censura de la que estaba siendo objeto en el desarrollo de su actividad en la red social.

Publicado originalmente en el número 177 de Diagonal Periódico, edición papel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: