Memoria en construcción, la identidad andaluza desde el arte contemporáneo

Desmemorias_e_irreverencias_en_el_arte_actual
En la Cámara de Comercio de Sevilla, histórico edificio enclavado en la zona medieval de la ciudad, tuvo lugar el pasado viernes una mesa redonda que, bajo el título Desmemorias e irreverencias en el arte actual, pretendía impulsar el debate entorno al papel desempeñado por el arte contemporáneo a la hora de construir la memoria e identidad andaluza.

El evento, de la mano de la investigadora del Centro de Estudios Andaluces Elena Sacchetti, sirvió además para presentar el libro Identidades sociales y memorias colectivas, en el arte contemporáneo andaluz. Un proyecto editorial colectivo coordinado por la propia Sacchetti en colaboración con el poeta experimental Fernando Millán, el comisario de exposiciones Juan Ramón Barbancho y el director del Centro Andaluz de las Artes (CAS) Jesús Alcaide; quienes, a través de la obra de artistas como: Rogelio López Cuenca, el dúo MP&MP Rosado, Cristina Lucas, Pilar Albarracín o Miguel Bencholl, se aproximan a la creación actual meridional desde su identificación como lugar privilegiado para la reflexión y la crítica de los procesos que dan lugar a la memoria, la historia y la identidad comunitaria. Procesos que, en último término, son siempre artificiales.

Con algo de retraso comenzó la mesa redonda programada para las seis de la tarde. En primer lugar, el dúo artístico formado por los gemelos MP&MP Rosado ofreció una exposición del trabajo realizado por ambos entre los años 2002 y 2010, a través de la cual pudimos observar la evolución de su obra desde la búsqueda de la identidad personal, ¿quién soy?, hasta la búsqueda de la identidad colectiva, ¿quiénes somos?

A continuación tomó la palabra Fermando Millán, quién para el citado libro ha escrito un texto sobre la artista María AA y la relación del arte de acción con los modos de vida del Sur. El poeta experimental inició su intervención con una pregunta fundamental: ¿Andalucía existe? Para después trazar un recorrido histórico de la evolución cultural del meridión de la Península Ibérica, presentando la zona que comprende el valle del Guadalquivir, como uno de los lugares del planeta más devastados por los enfrentamientos interculturales. Desde su perspectiva, violentando el punto de vista oficialista, el mestizaje no fue ni mucho menos la tónica dominante en la región, al hablar de relaciones culturales en Andalucía la dinámica general fue la represión, acentúandose ésta tras la Contrarreforma, que sumergió en el atraso a todo el Universo Católico. Millán recordó durante su ponencia, la sistemática persecución de la intelectualidad judía y la quema de libros, algo que para el poeta ha impedido el desarrollo de una verdadera clase intelectual en la región desde el inicio de la modernidad, pues “desde Felipe II, Andalucía ha estado gobernada por la ultra derecha”. Concluyendo que todo aquel andaluz, salvo honrosas excepciones, que ha querido hacer cultura ha debido emigrar en algún momento de su vida y que por lo tanto hablar de una cultura o una identidad genuinamente andaluza es entrar en el terreno de la ficción.

Tras Fernando Millán, llegó el turno del artista Miguel Bencholl quién, a través de la presentación de su trabajo, cuestionó el papel del género sexual en la construcción de la identidad individual. Las performances de Belloch plantean una constante lucha por escapar del terreno delimitado por la identidad sexual. El artista desnuda su cuerpo y arrojando las ropas que lo encasillan en diferentes estereotipos, reivindica su derecho a “no estar impreso” y a construir su identidad desde su propia subjetividad “para vivir”.

Miguel Bencholl cerró la mesa redonda y tras una breve pausa, en la que se realizaron algunas preguntas – no muchas para ser honestos y eso que el tema daba para debatir largo y tendido –, se reanudó el acto con la presentación del libro, tomando la palabra Elena Sacchetti, Juan Ramón Barbancho y Jesús Alcaide. En esta parte final, se insistió en las ideas presentadas en el debate anterior y su manifestación en la publicación impresa. Al tiempo que, se presentaron las líneas principales de investigación y el criterio seguido a la hora de la selección de los artistas, buscando siempre que fueran representativos dentro del contexto andaluz y orientando la investigación hacia la construcción identitaria.

Identidades sociales y memorias colectivas, en el arte contemporáneo andaluz recupera el interés de la crítica y de los especialistas por el arte andaluz actual. Un espacio, por desgracia, poco presente en el ámbito de la investigación y al cual, este libro, pretende poner nuevamente en valor. Habrá que leerlo.
PUBLICADO EN SEVILLA ACTUALIDAD
Martes 18 de enero de 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: